Hacer Pagos/ Pay Here

Búsqueda personalizada

Musica MP3

22 feb. 2016

Un dominicano demanda al NYPD por falso arresto por drogas junto a su abuela


NUEVA YORK._ 
El dominicano José Suazo de 33 años de edad
, quien el 14 de abril de 2015, a las 11:45 de la noche, fue detenido junto a su abuela de 95 años, en una falsa acusación por drogas por parte de policías del cuartel 34, en el Alto Manhattan.

Los oficiales Jurgony Rosado y Lucas Denesopolis llegaron al pasillo del edificio en el que vive Suazo con su abuela, abordaron a Suazo y su abuela en el vestíbulo y sin mediar palabras, los esposaron.

Suazo, fue detenido después de exigirles explicaciones a los agentes y defender sus derechos y conducido al cuartel 34 en la calle 186 y avenida Broadway, donde fue recluido en una celda.
Cuarenta y dos horas más tarde, el dominicano fue liberado y no fue llevado ante un juez y los fiscales no lo procesaron por falta de evidencia. Los cargos fueron desestimados, pero su demanda alega que ahora, el propietario del edificio lo está desalojando, por lo que lucha en la Corte de Viviendas.

Suazo fue acusado de un cargo en tercer grado por posesión de una sustancia controlada, que es un delito grave. En la demanda, se detalla que en el cuartel, otros policías dijeron que “el operativo no tenía nada que ver con Suazo, y este es un caso BS”.

Suazo, calificó como “racista” los arrestos de él y su abuela. “En mi opinión, ya esos policías me ubicaron como un criminal”, añadió.

El abogado experto en derechos civiles defensor de Suazo, Joel Berger, dijo que “se trata de un caso en el que prevaleció un mal uso extravagante del poder de la policía”.
El jurista añadió que “ellos no tenían ninguna base para arrestar al señor Suazo y acusar a un hombre inocente”.

El apartamento en que vive Suazo con su abuela, para $330 dólares al mes, un motivo claro para que el dueño del edificio quiera desalojarlos.

La abuela lleva 40 años viviendo en ese apartamento. Dos de los policías que estaban en la redada, se presentaron a una audiencia en la Corte de Vivienda.

Un portavoz de la Oficina Legal de la Ciudad, declinó comentar acerca de la demanda, mientras en la policía tampoco se refirieron el caso.
Por Miguel Cruz Tejada

Buscar