Hacer Pagos/ Pay Here

Buscar

4 mar. 2016

Enfermedades y drogas azotan a NYC

Enfermedades y drogas azotan barrios pobres de NYC
NUEVA YORK.- Dime en cuál  vecindario vives y te diré de qué mal podrías padecer.

Este es el lema que las autoridades de Salud de la ciudad de Nueva York podrían utilizar para determinar cuáles son las enfermedades que afectan a los neoyorquinos según la zona donde residen.
Un nuevo reporte del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York (DOHMH), dado a conocer el miércoles, asegura que los neoyorquinos que residen en barrios con altos índices de pobreza son más propensos a ser diagnosticados con 21 de 38 enfermedades infecciosas examinadas, en comparación con las personas que viven en vecindarios más acaudalados.
La investigación del DOHMH, titulada: “Pobreza en los vecindarios y las enfermedades infecciosas: disparidades de salud en la ciudad de Nueva York”, analizó datos del Censo relacionados a los niveles de pobreza en todos los barrios de los cinco condados de la Gran Manzana, y los asoció con la incidencia de 38 enfermedades infecciosas que más afectaron a los neoyorquinos entre 2003 y 2013.
Entre los males más diagnosticados en los barrios pobres destacan la tuberculosis, malaria, hepatitis B y C crónicas, VIH/Sida y enfermedades de transmisión sexual (ETS) como gonorrea, sífilis y clamidia.
Por ejemplo, según el reporte,  los vecindarios con los niveles más altos de EST y VIH/Sida se encuentran al noreste de Manhattan, al sur de El Bronx, centro y norte de Brooklyn, y el sureste de Queens. Enfermedades como tuberculosis y malaria son más prevalentes en barrios cuya mayoría de residentes son inmigrantes nacidos fuera de EEUU, y la hepatitis B fue mayor en vecindarios donde residen personas de origen chino.
Entre las posibles explicaciones que los investigadores le dan a la asociación de estas enfermedades con la pobreza en Nueva York destacan los patrones de inmigración hacia esta ciudad, así como un aumento de la exposición a factores de riesgo, tales como  conductas sexuales de riesgo alto o el uso de drogas inyectables.
Según expresó en un comunicado la comisionada del DOHMH, la doctora Mary Bassett, los resultados de esta investigación serán utilizados para apoyar programas de educación, prevención y tratamientos enfocados en reducir las disparidades de salud que sufren algunos neoyorquinos, especialmente las comunidades inmigrantes y pobres.
“Estamos comprometidos con la reducción de las alarmantes desigualdades de salud presentes a lo largo de muchos de nuestros barrios. Estos datos serán utilizados como un recurso adicional para guiar muchos de los programas que tenemos para ampliar nuestros  servicios y mejorar el acceso a la atención (médica)”, dijo la doctora Bassett.
Aparte del alto riesgo de sufrir y morir por alguna de las 38 enfermedades infecciosas y otras condiciones de salud comunes  como la diabetes y males cardíacos, los residentes con bajos ingresos y con factores socioeconómicos desfavorables también están afectados por el abuso de drogas ilícitas como heroína, opioides y cocaína, así como el uso de cigarrillos y alcohol. También destacaron altos niveles de obesidad, poca actividad física y mala alimentación.
Según los datos del Censo, los vecindarios con los niveles más altos de pobreza en la Ciudad de Nueva York están localizados en el Sur de El Bronx y en el Este del Alto Manhattan, precisamente los que poseen mayor cantidad de residentes de origen latino.
El informe completo se puede encontrar en la página nyc.gov/health.
Fuente: EL DIARIO