Hacer Pagos/ Pay Here

Búsqueda personalizada

Musica MP3

13 mar. 2016

Snoop Dogg y Flaming Lips cierran un Estéreo Picnic que venció a la lluvia

Snoop-Dogg-Flaming-Estereo-Picnic_EDIIMA20160313_0030_4
Bogotá.- El rapero estadounidense Snoop Dogg y sus compatriotas rockeros The Flaming Lips pusieron hoy el cierre a tres días demúsica en el festival Estéreo Picnic de Bogotá
que hubo de batirse con las malas condiciones climáticas, ya que la lluvia -torrencial por momentos- apenas dio tregua a los asistentes.


Pese a todo ello, Snoop Dogg salió con toda su energía y sus particulares trenzas para hacer olvidar al público el mal clima y lo consiguió.
Desde el comienzo con “California Love”, “el embajador de la marihuana”, como es conocido, se metió al público en el bolsillo y repasó muchos de sus temas icónicos, una hora de rap que los asistentes apenas podrán olvidar.
Con un cigarrillo en la boca y colgantes dorados con micrófono a juego, se ganó al público cuando mostró que llevaba una camiseta de la selección colombiana de fútbol.
Un poco antes, The Flaming Lips hicieron su incursión en Bogotá con buenas dosis de rock psicodélico y una muestra lírica que recordó en parte a los australianos Tame Impala que abrieron el festival el pasado jueves.
Los ganadores de tres premios grammys rindieron su habitual tributo al sonido que universalizó David Bowie.
La jornada también contó con el pop melódico del estadounidense de origen colombiano Gabriel Garzón-Montano, que dejó su sello por primera vez en el país de origen de su padre.
Una de las grandes sorpresas de la noche la protagonizaron los canadienses Alvvays, que en un escenario secundario se ganó a la audiencia con su particular indie.
Este domingo supuso el final de un festival de tres días por el que han pasado grandes nombres de la música como Mumford & Sons, Noel Gallagher o Bad Religion, además de bandas emergentes como Alabama Shakes y otros clásicos como Christina Rosenvinge.
Pese a los elementos, el festival que convierte el Parque Deportivo de la 222, al norte de Bogotá, en un gran picnic, batió récord de asistencia el primer día con 15.000 personas, llegó a las 17.000 el segundo y espera cerrar con una asistencia total de 60.000.
El festival, nacido hace seis años, ha consolidado su espacio en Bogotá y también en Latinoamérica, gracias a la presencia de todos esos nombres y todo ello pese a la competencia que le hicieron los Rolling Stones el primer día y a la intensa lluvia.

Buscar