Hacer Pagos/ Pay Here

Búsqueda personalizada

Musica MP3

27 abr. 2017

Juez aprueba demanda de dominicana baleada en su casa por agente de la DEA


NUEVA YORK. Un juez de la Corte Federal en Concord (New Hampshire) aprobó ayer miércoles la demanda de la dominicana Lilian Alonso, quien fue baleada por un agente de la DEA en una violenta incursión a su casa, donde los federales buscaban a sus hijos por narcotráfico.


El magistrado Joseph DiClerico dictaminó que la dominicana tiene derecho a reclamar compensación por la actuación de los oficiales de la DEA, en 2014.
En el allanamiento fue arrestada su hija Jennifer Núñez, acusada y declarada culpable de traficar miles de pastillas de Oxicodona y condenada a 11 años de cárcel.
La señora Alonso nunca ha sido acusada en el caso que ha dado lugar a condenas contra otras 11 personas, mientras que uno del grupo, Edward Anthony Hiciano Beltré, sigue fugitivo.
En su fallo, el juez federal DiClerico se negó a despedir la demanda de Alonso como solicitaron los abogados del agente de la DEA Michael Connolly, que alegó que le disparó accidentalmente, y no ha sido sancionado.
“Cuando los civiles utilizan armas de fuego tienen el deber específico de tener cuidado razonable para evitar lesiones a las personas, y no se requiere un mayor grado de atención cuando el riesgo de un accidente es considerable”, escribió el juez.
Los federales allanaron el apartamento #3 de Alonso en el 110 de la calle Beach en Manchester el 27 de agosto de 2014.
El agente Connolly estaba dando fuertes patadas en la puerta cuando su arma se disparó y Alonso, también conocida como Lilian Núñez, recibió el balazo.
Pero los abogados de Connolly mantienen que la orden del allanamiento era únicamente una función del gobierno, y por lo tanto la prueba particular en una demanda por daños no se puede aplicar.
Una investigación sobre el grupo de narcos se inició en 2013 y concluyó en agosto de 2014, con la detención de Raúl Hernández cuando él estaba tratando de entregar más de 600 pastillas de Oxicodona en la residencia de Sammy García y Jennifer Núñez en la avenida del Este en Manchester.
La policía recuperó 800 pastillas, más de $30.000 en efectivo y tres armas de fuego de la residencia.
García fue condenado hace dos semanas a 15 años en una prisión federal y será deportado a la República Dominicana después de su salida de la cárcel.
Publicar un comentario

Buscar