Hacer Pagos/ Pay Here

Búsqueda personalizada

Musica MP3

5 abr. 2017

República Dominicana pierde parte de sus bosques por la quema para preparar carbón vegetal destinado sobre todo a suplir la necesidad energética del vecino Haití.




República Dominicana dedica esfuerzos en los últimos años a reforestar y recuperar zonas esenciales como Valle Nuevo y Los Haitises para garantizar que la sostenibilidad de sus cuencas hidrográficas aseguren el agua para la producción de alimentos y el consumo humano. Sin embargo, la isla Santo Domingo carga con un pasivo ambiental que aumenta con el impacto negativo de más de nueve millones de habitantes del vecino Haití empujados por la pobreza a utilizar carbón y leña para preparar sus alimentos.


Con más de 21.2 millones de habitantes (10.5 en República Dominicana y 10.7 en Haití), la isla confronta el problema de que sólo alrededor del 3% de los haitianos tiene acceso a gas licuado de petróleo (GLP) y energía eléctrica, conforme a datos de la Alianza Global para Estufas Limpias (GACC, por sus siglas en inglés), citados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
En República Dominicana, en cambio, la mayoría de los hogares (84.3%) utiliza gas propano para cocinar, según la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples Enhogar-2015. El estudio de la Oficina Nacional de Estadística (ONE) señala, sin embargo, que todavía existe una minoría que emplea leña (6.8%) y carbón (3.2%), con lo cual “la preponderancia de hogares que utilizan combustibles sólidos en el país es de 10%”.
haiti carbon vegetal
Sólo alrededor del 3% de los haitianos tiene acceso a gas licuado de petróleo (GLP).
Además de impactar en el deterioro ambiental y amenazar las fuentes de agua, la utilización de carbón y leña supone un problema de salud. La OPS muestra preocupación por las muertes por contaminación del aire dentro de los hogares, un mal que cobró la vida de al menos 9,987 personas en 2012 en Haití, en donde la GACC estima que 2,452,482 hogares utilizan biomasa para cocer sus alimentos.
“No existe un plan nacional de estufas eficientes. El Ministerio de Energía y la Universidad del Estado de Haití están involucrados en el tema, así como los actores no gubernamentales T3 with Haiti, International Lifeline Fund, y Trees Water & People”, dice.
operativos carbon vegetalCita información de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) que estima que, para 2010, aunque el costo del GLP resultaba 12.5% menor que el del carbón (por alimento cocido), en Puerto Príncipe, “al menos el 30% del ingreso de las familias se usa para comprar carbón”. Con el agravante de que en el resto del país puede llegar a ser el 50%.
La Usaid incentiva el uso de estufas limpias en Haití. Según la OPS, el 12% de la contaminación global del aire por partículas finas ambientales proviene de hogares, sobre todo de los que cocinan a fuego abierto.

Haití, un país desértico

Los datos más recientes que manejan las autoridades de Haití apuntan a que la vecina nación solo tiene una cobertura forestal de 1.52% de su territorio y una vegetal de 8.96%, según la Dirección de Información Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente de República Dominicana.
Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Haití tiene forestada 3.5% de su superficie mientras República Dominicana cuenta con 40%. Hace unos años Medio Ambiente habló de un 39%, un dato demasiado optimista, si se toman en cuenta estudios como el realizado por esa misma dependencia que establece que Constanza perdió 21% de su cobertura boscosa, “al pasar de 602.95 km2 (71.60%) en 2012 a 478.50 km2 (56.81%) en 2014”.
El investigador Eli Mena, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y de Medio Ambiente, considera que las áreas de café y cacao podrían sumar un 5% de cobertura boscosa a República Dominicana.
Mena sostiene que la cobertura vegetal ideal en la isla Santo Domingo dependerá de la función de cada bosque. “Aquí el desafío en estos momentos es priorizar la protección de los bosques productores de agua para garantizar que tengamos agua en calidad y cantidad adecuada; por tanto todos los bosques lluviosos, donde se origina el nacimiento de los principales ríos y sus afluentes deben ser protegidos como una prioridad nacional, porque de ahí depende la seguridad de República Dominicana”.
Medio Ambiente ve con preocupación el deterioro de los ecosistemas en un país en donde más del 90% de la población demanda carbón vegetal para cocer los alimentos, lo cual explica, en gran medida, la destrucción de los bosques dominicanos para convertirlos en carbón, sobre todo los de las provincias de la zona fronteriza (Pedernales, Independencia, Bahoruco, Elías Piña, Dajabón y Montecristi).
decomiso carbon vegetal
Las autoridades ocuparon carbón ilegal en el Mercado Modelo.
Francisco Domínguez Brito, ministro de Medio Ambiente, considera prioritarito que República Dominicana concentre mayores esfuerzos en proteger los ríos Artibonito y Macasía. Preservar estas cuencas garantiza la sostenibilidad de los afluentes de la presa Peligre, que aporta su agua a la agricultura y a la población haitiana y, al mismo tiempo sirve de estrategia para mitigar el impacto de la presión migratoria desde el territorio vecino.
Sostiene que el país trabaja con organismos internacionales porque, “la mejor ayuda que se le puede hacer a Haití es cambiar la cultura del uso del carbón y la leña por la del uso del gas”. “No hay que buscar ‘la fórmula del agua tibia’, no hay que inventar tantas filosofías, ni pagos de tantos consultores internacionales, ni tantos proyectos; Haití ha perdido millones de dólares en proyectos de reforestación”, dice. “Lo primero es bajar esa cultura de depredación y eso es tan sencillo como cambiar de carbón y leña hacia el gas y la estufa”, añade.

Destruyen 60 hornos en operativo

El Ministerio de Medio Ambiente ocupó 3,381 sacos de carbón y destruyó 60 hornos tan solo en un operativo realizado el último fin de semana de marzo. La mayor cantidad de sacos (2,041) fueron ocupados en el Distrito Nacional.
En el Mercado Modelo de la avenida Duarte las autoridades se incautaron de 2,000 sacos en un solo negocio, aunque no informaron si procederán judicialmente contra los responsables del local.
En la provincia Independencia, que colinda con el vecino Haití, Medio Ambiente destruyó un total de 13 hornos de carbón. Mientras que en Pedernales, también en la frontera, ocupó 115 sacos.
Publicar un comentario

Buscar