Hacer Pagos/ Pay Here

Búsqueda personalizada

Musica MP3

28 ago. 2017

Alexio “La Bestia” le hace frente a su cáncer de mama


En la espera de los resultados que determinarán los pasos siguientes en su tratamiento contra el cáncer, el cantante urbano Alexio “La Bestia” mantiene el enfoque en tener el mayor número de temas grabados para cuando su salud se lo permita poder retomar su carrera artística con fuerza.



La voz de "Ella sabe que está dura" recién completó una fase de quimioterapias, que se extendió durante cuatro meses, luego de haber sido diagnosticado con cáncer de mama. Aunque se aferra a la vida y conserva una actitud positiva, asegura que no teme morir. Si algo verdaderamente le inquieta es partir de este mundo sin haber completado sus planes profesionales y dejar a los suyos desprotegidos. 
“La muerte es algo que desde que naces, tú firmaste un contrato de que te vas a morir algún día, lo único es que no sabes cómo. Yo no le tengo miedo a la muerte. Mi mayor miedo es irme del mundo sin terminar todas las metas que yo tengo, dejar a mi familia sin mi presencia, sin mi protección, sin mi ayuda en cuestión de cualquier problema que tengan, pero miedo a la muerte no, porque nos vamos a morir todos en un momento dado”, expresó a Primera Hora en entrevista telefónica.
A pesar de no estar claro del tipo de tumor que tiene y cuán avanzado estaba al momento de su detección, indicó que “la palabra que utilizó la doctora para el grado es que  el cáncer del tumor es bien agresivo. Hasta ahora la quimioterapia que me han dado es la más fuerte, la que le dicen la quimioterapia roja”.  
El artista, cuyo nombre de pila es Alexis Rivera, explicó que dos meses antes de ser diagnosticado detectó una masa extraña entre el pecho y la axila mientras se bañaba. Como entonces se encontraba en el proceso de bajar de peso con la idea de someterse posteriormente a una cirugía estética en Colombia, pensó que se trataba de una acumulación de grasa. 
“Lo ignoré. A los dos meses siento un poco de molestia y lo noté más grande. Lo ignoro nuevamente, pero ya a la segunda semana la molestia era constante, y decidí ir a que me chequearan”, relató. 
Su reacción inmediata al conocer la lamentable noticia fue la de: “me voy a morir”. No obstante, recordó que tras derramar “dos lágrimas”, su inquietud pasó del temor a fallecer, al de “¿voy a poder seguir viajando?, ¿voy a poder seguir trabajando en el estudio?”.  
Aunque por el momento sus viajes de promoción y presentaciones en vivo se mantienen detenidos, Alexio se mete al estudio cada vez que su estado físico se lo permite. La idea es que si los resultados del tratamiento son favorables, pueda retomar su carrera con buen material bajo el brazo. 
“Cuando me estabilizo (de las quimioterapias), lo primero que hago es meterme al estudio a trabajar. Yo no puedo encerrar mi mente, ni me tengo que quedar aislado del mundo porque eso sí te frustra. Eso sí te mata. El cáncer te puede quitar la vida, pero no te puede quitar las ganas de vivir. Si Dios lo permite  y salimos de esto, volver a atacar las plataformas y la radio sin parar porque yo cancelé viajes, cancelé giras, cancelé shows, que sinceramente es lo más que me ha dolido porque el que es artista sabe que lo más que duele es no poder hacer lo que más a uno le gusta”, aseveró.
Más que un castigo, este diagnóstico de cáncer ha representado para el reguetonero como una especie de “jalón de orejas” o enseñanza sobre la importancia de ponerle freno a un estilo de vida poco saludable, con poco descanso y demasiado énfasis en tonterías. 
“Veía la vida distinta. Yo he visto muchas cosas ahora que prácticamente me han partido el corazón en la mitad, gente que tal vez no tienen para bregar económicamente con esto, pero tienen la fe más grande que una iglesia completa. Antes cualquier cosa estúpida, la veía tan grande y ahora las veo tan pequeñas”, sostuvo.
De otro lado, el intérprete recalcó que en este momento, su norte es poder proveerle a su madre y familia una estabilidad económica, en caso de que la vida tenga otros planes para él. 
“Yo le dije a mi mamá: ‘si yo muero, yo voy a dejarte bien porque la música es eterna, la música sigue corriendo. Si a mí me pasa algo yo te voy a dejar bien’. Esa es mi motivación. Yo me levanto todos los días por mis fanáticos, yo me levanto todos los días por mi familia. Y sigo trabajando. Yo no sé cómo hay personas que se tiran a morir por esto. Yo sé también que hay distintos tipos de cáncer, quizás el mío no me ha afectado tanto por ‘x’ o ‘y’ razón, quizás a otras personas sí”, manifestó quien en el proceso ha perdido 48 libras y experimentado una lentitud en el crecimiento de su bello facial, no así una caída del cabello.
Publicar un comentario

Buscar