Hacer Pagos/ Pay Here

Buscar

11 ago. 2017

Este es el truco de las zorras para bajarte a tu novio. Por eso siempre funciona


Cuando la amante se cansa de ser “la otra”, puede desarrollar diferentes técnicas para retener a ese hombre a su lado. Al principio lo ve como aventura de una noche, pero si se enamora hace hasta lo imposible para que su amado deje su hogar, sin importarle las consecuencias. Puede llegar a ser tan silenciosa y sutil, que para cuando la esposa se dé cuenta, su pareja ya estará empacando la maleta.

Te presentamos siete de las cosas que la amante hace para que él deje a su esposa:


7.- Tiene citas con otros hombres.
Sabe que no hay nada seguro con un hombre casado, así que no se limita a salir sólo con él, pero claro que no se lo dice; por el contrario, lo hace pensar que es el único en su vida.

6.- Le da la atención que le falta.
Esta mujer sabe que algo está fallando en casa de él, así que busca demostrar que con ella siempre habrá amor, atención, respeto y cariño. Busca demostrarle que con ella va a estar mejor.


5.- Se olvida de celos y ansiedades.
Ella sabe que lo último que ese hombre quiere es una escena de celos, así que no lo satura con mensajes ni lo interroga cada que lo ve. Evita hacer toda clase de reclamos.

4.- Es comprensiva.
Cuando la amante decide que quiere a ese hombre sólo para ella, sabe que tiene que empezar a conocerlo más, busca ser su amiga, cómplice y confidente. Así que muestra interés en sus problemas laborales y en sus gustos y aficiones.

3.- Es independiente.
Lo que esta mujer quiere demostrar a toda costa es que ella es mejor que la esposa, entonces soluciona sus problemas sola, se muestra exitosa y fuerte, busca que él la admire tanto que desee llevarla a su lado.

2.- Nunca habla mal de la esposa.
Ella sabe que lo último que él quiere escuchar son más problemas de los que tiene en casa, así que se reserva sus comentarios hacia la esposa.

1.- Deja de tener intimidad con él.
Si bien la atracción física fue lo primero que los unió, sabe que si quiere retenerlo a su lado debe dejar de darle ese placer, para que él la desee más, hasta el grado en que pueda controlarlo mediante la intimidad.
Publicar un comentario