Hacer Pagos/ Pay Here

Búsqueda personalizada

Musica MP3

9 ago. 2017

Le envió esta foto a su esposo. 2 minutos después él le marca y le pide el divorcio


Una regla que no debemos olvidar a la hora de tomarnos una “selfie” es: cuida lo que hay a tu alrededor. Si bien la fotografía proyecta cierta imagen de nosotros, todo puede arruinarse en cuestión de segundos si hay algo que no quisiéramos que se descubriera.

Uno de los mejores ejemplos es el que vivió esta chica. Su esposo estaba de viaje de trabajo y cada noche hablaban por teléfono. Ella le decía que lo extrañaba mucho y que ya quería que volviera para estar juntos. Todo iba bien, hasta que él le pidió una imagen para ver cómo estaba.


Ella procuró que fuera una imagen natural. Estaba en su cama destendida, porque supuestamente se acababa de despertar. Pero al analizar la foto el marido encontró algo que le provocó un escalofrío que le recorrió todo el cuerpo… ¿Ya viste qué es?


Pasaron solo 2 minutos y el hombre le llamó por teléfono, le pidió el divorcio de inmediato y se aseguró de que la mujer no percibiera nada de su parte. Para él una infiel no era digna de nada.

La esposa negó mil veces las acusaciones, pero cuando le mostró la foto, en la que se ve claramente a un desconocido escondido bajo la cama, no tuvo más remedio que aceptar su falta.

Para que esto no te pase, cuida siempre el espacio donde te tomas las fotos. Y si hay algo que debas ocultar, asegúrate de que en efecto no se vea…
Publicar un comentario

Buscar