Hacer Pagos/ Pay Here

Búsqueda personalizada

Musica MP3

6 sep. 2017

Agua por 179 dólares y pasajes a NY por más de 3,000: la desbandada en los precios antes de Irma


Las escenas previas a la llegada de un huracán suelen ser las mismas: largas colas en los supermercados y en las estaciones de gasolina, estanterías vacías y gente saliendo masivamente por las avenidas en busca de un lugar seguro lejos de la tormenta.
Pero en los recientes huracanes –Harvey y ahora Irma- a esta lista se le han sumado dos escenas más: perder la cabeza mientras se busca un tiquete de avión por internet cuando los precios parecen desquiciados y sentir profunda indignación cuando se ordena por Amazon elementos de necesidad básica como botellas de agua con precios que parecen triplicarse.


Diana Moskovitz denunció en su Twitter cómo fue a Amazon Prime en busca de botellas de agua extras para su familia, agotadas en las tiendas tradicionales, y se encontró con que un paquete de 24 botellas que en otro momento no costaría más de 5 dólares ahora estaba en 18,48 dólares y que el costo de entrega para que su compra arribara el 7 de septiembre era el insólito valor de 179 dólares.

Moskovitz no fue la única en notar el alza en los precios de Amazon. Decenas de internautas empezaron a compartir sus quejas que dejaban ver cómo en cuestión de días, 24 botellas de agua habían pasado inexplicablemente de $5,97 a $20 dólares.

Las plataformas tradicionales de mercado suelen estar reguladas por leyes estatales que prohíben hacer un alza en los precios debido a la alta demanda por la inminencia de una tragedia. Durante los días del huracán Harvey fue muy sonado el caso de Best Buy que había puesto unos valores desproporcionados en los garrafones de agua, y que ante la indignación colectiva tuvo que salir a disculparse en público.
Sin embargo, los alarmados habitantes de Florida están dándose cuenta de que al parecer esas reglas no competen ni a los vendedores digitales como Amazon ni a los buscadores de vuelos que parecen estar dándose un festín con la pulsión masiva de muchos de tomar un avión y alejarse del recorrido de Irma.
Ante las múltiples acusaciones en la red, un portavoz de Amazon dijo a FOX Business que no participan en el aumento de precios. " Los precios de Amazon no flutuate por región o ubicación de entrega. Los precios de agua embotellada de Amazon, y los vendedores de terceros que están haciendo su propio cumplimiento a los clientes, no han fluctuado dremáticamente en el último mes ".

Vuelos por las nubes

Joseph Pep Nodarse publicó en la mañana de este miércoles en su Twitter cómo un vuelo entre Miami y Nueva York que hacía tan solo unas horas costaba 358 dólares pasó a costar -tras el anuncio de estado de emergencia del gobernador Rick Scott y la declaración de Irma como categoría 5- la suma de 3,578 dólares.
Un día antes @Lissette24 denunciaba que estaba buscando vuelos para su familia, y que ahora estaban todos por encima de 1,000 dólares mientras @djpushplay había encontrado pasajes de Miami a DC pero por 2,000 dólares.
Ante la víspera de Harvey en Texas, el procurador general Ken Paxton le dijo a CNBC que habían recibido más de 500 quejas sobre alzas ilegales de precios que incluían reportes de paquetes de agua por 99 dólares, hoteles que cuadruplicaban sus premios y galones de gasolina que pasaba de 4 a 10 dólares.
Las cosas con Irma no han ido muy diferentes y ha hecho que las autoridades se muevan en la misma dirección.
Pam Bondi, fiscal general de la Florida ha designado una línea telefónica directa ( 1-866-9-NO-SCAM) para que los consumidores denuncien si se sienten víctimas de un alza de precios ilegal. En su comunicado, la oficina de Bondi dejó claro que las denuncias estaban apuntando sobre todo a las líneas aéreas a las que les pedían cumplimiento voluntario y cooperación.

¿Cooperación?

Sí, aunque en estados como Florida es ilegal que los precios tengan una subida por fuera de los estándares del mercado durante una catástrofe, las aerolínea están reguladas por la FAA (Administración Federal de Aviación) y el Ministerio de Transporte de los EEUU por lo que quedan por fuera de las reglas del estado.
“Los precios pueden variar dramáticamente cuando se compran con tan solo uno o dos días de antelación”, le explicó al Miami Herald Seth Kaplan, editor de la publicación Airline Weekly quien describió la situación actual “como una subasta por los pocos asientos que quedan”.
Ante la alta demanda, las aerolíneas se quedaron sin asientos, algo que no pasa cuando se puede prever esa demanda masiva, por ejemplo como lo que ocurre con una serie mundial, porque las aerolíneas pueden sumar más aviones, pero ante un huracán las rutas normales rápidamente se agotan y las pocas sillas que quedan empiezan a tener precios dementes.
Sin embargo, como bien lo señaló un indignado consumidor en su Twitter. "todos entendemos las reglas de la oferta y la demanda pero las leyes del capitalismo deberían de operar de otra manera en tiempos de una catástrofe".
Por lo pronto, no queda más que recordarle a todos aquellos que están enloquecidos pagando cifras con muchos ceros por agua, que el alcalde de Florida ha dejado claro que el agua de la llave es potable y se pueden llenar recipientes con ella. "El agua del Condado de Miami-Dade es segura, no es necesario comprar agua de botella".
Y queda recordar también que más allá de los intocables de internet todo aquel que caiga en la tentación de subir sus precios ante la inminencia de Irma puede pagar una multa civil de 1,000 dólares o de 25,000 si son múltiples violaciones.
Publicar un comentario

Buscar