Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

4/27/2016

Le tocan su música a El General Larguito

Le tocan su música a El General Larguito
Ricardo Santana
Santiago
Con la presencia de un reducido número de artistas, familiares y vecinos y a ritmo de música típica fueron sepultados ayer los restos del merenguero típico Tomás
Santana de la Cruz (El General Larguito), quien falleció el lunes en su residencia del sector el Ingenio, de Santiago.

Durante el trayecto al cementerio del Ingenio donde descansarán para siempre sus restos, el artista Francis Lantigua con un acordeón interpretaba varios de los temas que hicieron conocido a El General Larguito, como “Navidad sin mi madre”, “La Chiflera”, “Mala Maña” y otros de su autoría.
El músico fue velado en la funeraria Savica del sector de Gurabito, de Santiago, y luego su cadáver fue trasladado al cementerio del Ingenio, donde se le dio sepultura. El ataúd y los costos del velatorio fueron cubiertos por el Ministerio de Cultura, representado por Jochy Sánchez.
Al funeral asistieron la merenguera típica Fefita la Grande, Robert Liriano, el bachatero Tony Berroa (el Solterito del Este) y otros exponentes de la música de El General Larguito.
El artista el 9 de marzo cumplió 70 años y murió pidiendo al Gobierno que le donara una casa, ya que vivía en una pensión alquilada.
Algunos de sus familiares, en medio del dolor, dijeron que paradójicamente su pariente no logró la casa, pero sin pedirlo, recibieron un ataúd donde fue sepultado.
Tenía cáncer en los pulmones y a la hora de su fallecimiento pesaba 50 libras, debido a una desnutrición crónica que tenía, fruto de su enfermedad.
El General Larguito desde el 2015 había sido ingresado en al menos cinco ocasiones en la clínica Taveras.
Varios artistas se solidarizaron con él al ayudarlo a costear los gastos del centro médico donde fue ingresado.
Fueron exponentes de sus temas musicales Héctor Acosta, Rafy Matías, El Prodigio, Alex Bueno, El Chaval, José el Calvo, Luis Vargas y otros. A pesar de los éxitos que alcanzaron la mayoría de sus temas, Tomás Santana de la Cruz, El General Larguito, falleció en medio de la pobreza extrema.
Nació el 7 de marzo de 1946 en Gaspar Hernández, de la provincia Espaillat, se crió en Ranchadero, de Guayubín, de Montecristi, vivió en Imbert de Puerto Plata y finalmente estableció residencia en Santiago, donde falleció.
El 22 de enero de 2010, en una entrevista que publicó el periodista Manuel Gilbert en el periódico digital Puerto Habla, El General Larguito dijo que se consideraba  junto con Rafaelito Román, como los dos músicos típicos más completos de República Dominicana.
En esa ocasión dijo que él tocaba acordeón, guitarra, piano, tambora, güira, conga y timbal.
 Pero  nada de eso fue suficiente para espantar de su entorno la estrechez económica que amenazó su existencia, obligándolo a depender de la solidaridad de algunos músicos que le pagaban 2 y 3 mil pesos para que les tocara un set y pudiera llevar comida a su mujer y a sus dos hijos menores de los 18 vástagos que procreó.