Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

1/31/2017

Afirman j贸venes dominicanos celebran su d铆a sin empleos y desprotegidos

SANTO DOMINGO. El D铆a Nacional de la Juventud encuentra a ese sector desprotegido, sin oportunidades
, con una alta tasa de desempleo y falta de pol铆ticas que contribuyan a su desarrollo, opinaron ayer j贸venes, religiosos y otros sectores.
脕ngel Mar铆a Acevedo fue el propulsor de que hoy se celebre el D铆a Nacional de la Juventud cuando en 1991 inici贸 un proceso que primero motiv贸 el decreto 361-92, y posteriormente la Ley 20-93 que lo instituy贸.

Explica que aunque la legislaci贸n ha contribuido a sacar a la juventud del anonimato social, los distintos gobiernos no la han respetado porque no cumplen con el mandato de darle protecci贸n y atenci贸n a los j贸venes que s贸lo utilizan cuando es tiempo de campa帽a electoral.
“Si se quiere resolver el problema de la delincuencia es por la juventud que se debe comenzar a trabajar, yo me junto con muchos j贸venes de los barrios y lo primero que me dicen e que quieren un trabajito”. Consider贸 que tampoco el sector privado est谩 creando los mecanismos necesarios para el desarrollo de la juventud que bien pudiera hacerse por v铆a de las microempresas. El padre Fray Santiago Bautista explica que ahora los j贸venes tienen pocas oportunidades para superarse y que est谩n pasando “las mil y una”.
“El joven es la persona que m谩s necesidades tiene, necesita que muchas veces le satisfagan sus necesidades, que se invierta en el joven y yo aprovecho para hacer un llamado al Ministerio de la Juventud, que su trabajo no es solamente el 31 de enero, es el a帽o entero. La joven Mari茅n Paulino, entiende que desde el Gobierno hay pocas oportunidades para los j贸venes y, aunque reconoce que algunos reciben becas del Estado, entiende que eso no es suficiente.
Laura Holgu铆n consider贸 que muchos compa帽eros delinquen porque no tienen alternativas y se ven obligados a hacer cosas que no quieren. En cambio, para F茅lix Ag眉ero, el principal problema que afecta a los j贸venes es la ausencia de Cristo en su coraz贸n.