En Vivo

Hacer Pagos/ Pay Here

1/28/2017

Google muestra su malestar por las prohibiciones migratorias de Trump

Esta orden afecta a 187 trabajadores del gigante tecnológico, procedentes de los países cuya entrada ha sido prohibida durante tres meses

"Estamos enfadados con el impacto de esta orden y con cualquier otra propuesta que pueda imponer restricciones a los 'Googlers' y sus familias, o que pueda crear barreras para traer talento a EEUU", apuntaba el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, en un correo electrónico enviado a la platilla este viernes según recogen los medios estadounidenses. 
Pichai se refería a la orden firmada por el presidente Donald Trump que prohíbe el acceso al país durante 90 días a personas procedentes de Irán, Iraq, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen, como parte de su estrategia para mantener fuera a los "terroristas islamistas radicales". 
Esta directiva podría afectar al menos a 187 empleados del gigante tecnológico -procedentes de los países incluidos en la orden-. Así, el CEO de Google instó a los potenciales afectados a ponerse en contacto con el "equipo de seguridad mundial" en caso de que necesiten ayuda.
Pichai nació hace 44 años en la India y después de licenciarse en su país -gracias al esfuerzo de sus padres de clase media-, recibió una beca para estudiar Ciencia de los Materiales y Física de los Semiconductores en Stanford (California). De ahí, paso a paso fue creciendo profesionalmente hasta convertirse en consejero delegado de Google. 

Dado su perfil, no sorprende el email en el que reconoce que es "doloroso ver el coste personal de esta orden ejecutiva en nuestros colegas". En el correo no sólo expresó su malestar por las directivas migratorias firmadas por Trump sino que lanzó un mensaje de apertura y esperanza: "En tiempo de incertidumbre, nuestros valores permanecen como la mejor guía". También subrayó que Google seguirá defendiendo sus puntos de vista. 
La industria tecnología en EEUU destaca por la presencia de foráneos -algunos ya ciudadanos o con premiso de trabajo-. Con echar un vistazo a Google o Microsoft, cuyo CEO Satya Nadella también nació en India, uno se da cuenta de que el talento de los 'tech' muchas veces fuera. Algo que también se aprecia en los cuadros medios y en la plantilla en general.
Pero incluso ente los tecnológicos nacionales también prima la apertura de fronteras frente al cierre que propugna Trump. El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, recordaba hace unos que sus bisabuelos llegaron de Alemania, Austria y Polonia; y los padres de su esposa Priscila eran refugiados de China y Vietnam. "EEUU es una nación de inmigrantes y deberíamos estar orgullosos de ello", resaltaba en su perfil de la red social. 
Zuckerberg también compartió su preocupación por el impacto de las órdenes ejecutivas de Trump con sus seguidores. "Necesitamos mantener este país seguro, pero deberíamos hacerlo centrándonos en la gente que supone una amenaza", señaló antes de defender que hay que mantener abiertas las puertas a los refugiados y a aquellos que necesitan ayuda. Entre ellos, se refirió a los 'dreamers' -jóvenes inmigrantes que llegaron su padres cuando eran niños y son indocumentados- y la Acción Diferida que les permite estar legalmente en el país. "Espero que el presidente y su equipo mantengan esa protección", subrayó.