Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

1/07/2017

Sospechoso de tiroteo en Florida tendrĂ­a problemas mentales


El hombre que segĂșn la policĂ­a abriĂł fuego la vĂ­spera en un aeropuerto de Florida tenĂ­a antecedentes de problemas de salud mental,
algunos de los cuales ocurrieron después de su servicio con el ejército de Estados Unidos en Irak y estaba recibiendo tratamiento psicológico en su casa en Alaska, revelaron sus familiares después de los disparos mortales que dejaron cinco muertos y ocho heridos.
“Lo Ășnico que puedo decirte es que cuando saliĂł de Irak no se sentĂ­a demasiado bien”, dijo su tĂ­o, HernĂĄn Rivera, al periĂłdico The Record (http://bit.ly/2j04ghF ). Esteban Santiago, de 26 años, fue enviado a Irak en 2010 como parte de la Guardia Nacional de Puerto Rico. PasĂł un año con un batallĂłn de ingenierĂ­a, segĂșn el portavoz de la Guardia, el mayor Paul Dahlen. En los Ășltimos años, Santiago estaba viviendo en Anchorage, Alaska, dijo a The Associated Press su hermano, Bryan Santiago, en Puerto Rico. Bryan Santiago dijo que la novia de su hermano habĂ­a llamado recientemente a la familia para alertarlos de su tratamiento.
En noviembre, Esteban dijo a los agentes del FBI en Alaska que el gobierno estaba controlando su mente y que lo estaba forzando a ver videos del grupo Estado islĂĄmico, dijo un funcionario policial. El funcionario no estaba autorizado para hablar pĂșblicamente de la investigaciĂłn en curso y hablĂł el viernes bajo condiciĂłn de no ser identificado. Santiago fue degradado y expulsado el año pasado de las filas armadas debido a su rendimiento poco satisfactorio.
El veterano del ejĂ©rcito sacĂł el viernes un arma de su equipaje documentado al llegar al aeropuerto y abriĂł fuego en la zona de recolecciĂłn de equipaje. Fue detenido luego de arrojar su arma vacĂ­a y tirarse en el suelo en espera de las autoridades, segĂșn relatĂł uno de los testigos. Los agentes del FBI notificaron a la policĂ­a despuĂ©s de entrevistar a Esteban Santiago, por lo que fue llevado a una evaluaciĂłn de salud mental. Bryan Santiago dijo que su hermano nunca le hablĂł directamente sobre sus problemas mĂ©dicos. “No habĂ­amos hablado durante las Ășltimas tres semanas”, dijo Bryan Santiago. “Eso era un poco fuera de lo comĂșn… Estoy en shock. Él era una persona seria… era una persona normal”.