En Vivo

Hacer Pagos/ Pay Here

2/15/2017

Interior y Policía aplicará controles estrictos para otorgar y renovar las licencias para armas de fuego


El Ministerio de Interior y Policía informó que en lo adelante aplicará controles estrictos para otorgar permisos y renovar licencias de armas de fuego. Estos controles incluyen la aplicación de pruebas y exámenes sicológicos y psiquiátricos.

Carlos Amarante Baret, Ministro de Interior,  dijo que “lo que debe predominar es que cuando se pones en manos de un civil una arma de fuego tiene que estar plenamente consciente de que esa persona es lo razonablemente equilibrada en término sicológico, para que sea poseedor de ese derecho”.
Amarante Baret dijo que el derecho a portar un arma de fuego está consagrado en la Constitución de la República y en la ley, pero ese derecho está condicionado por las evaluaciones profesionales que el Ministerio de Interior  tiene y debe fortalecer.
El 61 por ciento de los homicidios ocurridos el año pasado, igual a 978 casos, fueron cometidos con armas de fuego.  En total, hubo 1,613 homicidios en el 2016, de acuerdo a cifras del Observatorio de Seguridad Ciudadana. En ese periodo se recibieron 685 denuncias de robos o pérdidas de armas de fuego.
El año pasado fueron heridas 3,890 personas con armas de fuego, se produjeron  98 suicidios, para un 17% del total personas muertas por armas de fuego.
Ante esta problemática, el Ministro de Interior y Policía anunció que en los próximos tres años serán aplicados controles de registro para otorgar y renovar licencias de porte y tenencia de armas de fuego, incluyendo pruebas de alcoholímetros en rutas interurbanas.
Amarante Baret señaló que en su gestión al frente del Ministerio de Interior y Policía, ninguna persona que no tenga derecho a una licencia la podrá obtener. Esta limitante será contemplada en  los reglamentos de la nueva Ley de Armas.
“Nosotros vamos a endurecer los requisitos para que una persona pueda portar un arma de fuego. A partir de la nueva ley de armas tenemos que ser rígidos, estrictos en su aplicación. Esa ley nos manda a nosotros a reducir gradualmente el tema de las armas en manos de civiles”, advirtió el funcionario.
Manifestó que “nosotros no hemos ido al Ministerio para tener una ley de Armas e incumplirla. No se trata de pagar dinero para el Ministerio, que se paga a través de alguna tasa o tributo por ello. Eso no es lo que va a predominar”.