Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

2/17/2017

Mediación en venta de terreno del CEA llevó a la muerte a locutores


SAN PEDRO DE MACOR√ćS. Una madeja de supuestos actos corrupci√≥n que se viene tejiendo desde hace varios a√Īos con ventas irregulares de las tierras del Consejo Estatal del Az√ļcar (CEA), habr√≠a sido lo que provoc√≥ la ira en Jos√© Rodr√≠guez para matar a tiros a los dos comunicadores de esta localidad, que hab√≠an sido comisionados por el director del CEA, para resolver un impasse en la venta de unas 45 tareas, que luego fueron cedidas a otra persona.
Así lo dejan entrever profesionales del derecho, actores sociales y familiares de José Rodríguez (Joselito), el homicida-suicida, a quien la familia reconoce como una persona bipolar.
Todo se habría iniciado cuando José Rodríguez, asesino de los locutores
Leo Martínez y Luis Manuel Martínez, vendió una casa que por herencia tenía en el barrio Miramar, para adquirir unas 45 tareas en el batey El Jagual, a unos cuatro kilómetros al Este de esta ciudad.
Los locutores pasaron a ser parte del problema, cuando el pasado mes de enero, el D√≠a de los Santos Reyes, Jos√© Rodr√≠guez se present√≥ a la emisora en momentos que el director del CEA, Jos√© Joaqu√≠n Dom√≠nguez Pe√Īa (Pepe), hablaba en el programa “Milenio Caliente”, que produc√≠an Leo Mart√≠nez y Medina, buscando se resolviera la entrega de la tierra pagada y no adjudicada.
Al salir del programa, el director del CEA fue abordado por Joselito, y el funcionario comisionó a Leo Martínez y Luis Manuel Medina a buscar a José
Rosario (Pin), encargado de la Inmobiliaria del organismo en el Este para entregarle la tierra.
Josy Rodríguez Pérez, hermana de Joselito, y quien gozaba de la confianza y sabía de sus movimientos, dijo que al vender la casa, fue al CEA y pagó el inicial, para apartar el terreno anhelado.
La mujer lamentó la muerte de los locutores, al tiempo de asegurar que
“los tres son v√≠ctimas” de una mafia que opera en el CEA y en esta provincia.
“√Čl ten√≠a sus vicios”, pero “no era francotirador, no era militar, nunca fue deportado, trabaj√≥ como taxista en New York y decidi√≥ establecerse aqu√≠, donde puso un negocio de pizzas, frente al malec√≥n de San Pedro de Macor√≠s. Mi hermano era un ermita√Īo, una persona que siempre andaba solo”, signific√≥.
Agreg√≥: “Ninguna de las tres sangres son culpables, sino v√≠ctimas de la mafia que opera de arriba a abajo en el CEA, donde el presidente Danilo Medina tiene que poner los ojos”.
Los cuentos
Antes de ir a la emisora y matar a tiros a los locutores, Joselito o Palmita, como tambi√©n se le conoc√≠a, habr√≠a llamado a Leo Mart√≠nez, “quien le dijo que bajara a la emisora para que hablaran”.
La hermana de Joselito siguió narrando que al llegar a la emisora, Leo le comunicó que se le iba a devolver el dinero, informándole que la tierra se le había cedido a otra persona que la había pagado en su totalidad por anticipado.
Esto habr√≠a molestado a Rodr√≠guez, quien habr√≠a gritado: “No quiero m√°s cuentos, quiero mi tierra”.
La hermana argumentó que la razón por la que José Rodríguez visitaba a
Leonidas Mart√≠nez “fue porque √©l era abogado del CEA, y eran amigos.
De hecho él (José Rodríguez) me dijo a mí, me van a entregar mi tierra
y parece que me van a dar unas mejores”. Y concluy√≥: “Mi hermano no se suicid√≥”.
“Lo que s√≠ fue, que le entregaron 200 mil pesos a √©l, a Jos√© Luis, el comunicador lo que fue es v√≠ctima, porque la tierra de √©l la vendieron dos veces”.
Las declaraciones de la hermana de José Rodríguez se produjeron en el
cementerio, donde fue sepultado en la tarde de este jueves.
La sepultura
La Polic√≠a no permiti√≥ que el ata√ļd fuera destapado, lo que, seg√ļn la familia, es para ocultar cinco impactos de balas.
Al cementerio solo acudieron ellos dos como parientes.
El cuerpo fue depositado desnudo en el ata√ļd, que era de poco valor y los presentes en el sepelio llegaban a 22 personas, incluyendo polic√≠as y pocos miembros de la prensa.
CEA ofrece su versión de la venta
Ante las versiones de que las muertes se produjeron por una transacci√≥n inmobiliaria con el Consejo Estatal del Az√ļcar (CEA), la instituci√≥n aclar√≥ ayer que devolvi√≥ en enero pasado a Jos√© Rodr√≠guez el pago del 35 por ciento de inicial por la compra de terrenos a la instituci√≥n, tal y como este hab√≠a solicitado en comunicaci√≥n dirigida en fecha 6 de octubre al director Jos√© Dom√≠nguez.
En nota de prensa se explica que el CEA procedió a devolver mediante cheque 065582 a José Rodríguez RD$119,000.00, que había pagado como inicial para la adquisición de terrenos en la institución.
“Por lo que el CEA aclara que no existe ninguna acci√≥n irregular en la relaci√≥n del CEA con el ciudadano Rodr√≠guez”, resalt√≥ la entidad, que seg√ļn dice hab√≠a presentado varias ofertas de terrenos para ubicar a Rodr√≠guez, las cuales este descart√≥, por lo que opt√≥ por solicitar el reembolso del dinero.
El sepelio
La Polic√≠a no permiti√≥ que el ata√ļd fuera destapado, lo que, seg√ļn la familia, es para ocultar cinco impactos de balas. Al cementerio solo acudieron ellos dos como parientes. El cuerpo fue depositado desnudo en el ata√ļd, que era de poco valor, y los presentes en el sepelio llegaban a 22 personas, incluyendo polic√≠as y pocos miembros de la prensa.