Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

11/17/2017

CĂłmo las emisiones de monĂłxido de carbono pueden entrar a un vehĂ­culo


SANTO DOMINGO. Los vehículos no son herméticamente cerrados. Tienen respiraderos de adentro hacia afuera. Sin embargo, por deficiencia los carros pueden cambiar este funcionamiento y los gases, como el monóxido de carbono, penetrar hacia al interior del automóvil.


“Un vehĂ­culo expuesto al aire libre, la probabilidad de que haya algĂşn tipo de intoxicamiento por monĂłxido de carbono son mĂ­nimas pero en un espacio cerrado sĂ­ porque el olor es bastante fuerte”, explica el mecánico Juan Polonia.
Los automóviles cuentan con un muffler ubicado en su parte trasera por donde salen los gases. Polonia indica que para que estos puedan entrar, una persona deberá colocar el muffler del carro con dirección hacia adentro del vehículo.
“No hay otra manera que eso entre al vehĂ­culo asĂ­”, precisa el mecánico.
Sin embargo, el mecánico Ernesto Beras, destaca que las emisiones de carbono pueden penetrar a un auto si hay un desperfecto en el sistema de escape, alguna apertura que no selle bien las puertas o compuertas o de manera intencional.
“Cuando las gomas del baĂşl no están bien puestas crea una turbulencia detrás del vehĂ­culo por el choque de aire y se van entrando por las compuertas (en referencia al monĂłxido de carbono)”, señala Beras.
“Adicional a eso si es en la parte frontal del motor donde entran los cables, mucha gente de estas le ponen radio y hacen hoyos, si el muffler tiene un pichecito alante o una junta mala, ese monĂłxido penetra en la cabina del motor”, agrega.
Dijo que si se tratase de algo intencional, se utiliza una manguera para colocarla en el muffler.
La Procuraduría General de la República informó que las tres féminas encontradas esta semana dentro de un vehículo el sector La Esperilla fallecieron a consecuencia de intoxicación aguda por monóxido de carbono.
En el informe de autopsia practicado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) se hizo constar que Regy Dally Mery Contreras, de 27 años de edad; Dohanlly Mariel Contreras Montero, de 15 años, y Lya Camille Pérez Contreras, de 2 años, no presentaron signos de violencia física.