En Vivo

Hacer Pagos/ Pay Here

12/13/2017

Dominicana reclama 110 millones en demanda por asesinato de hija a manos de la pandilla MS-13


NUEVA YORK._ La dominicana Evelyn Rodríguez, radicó el lunes una demanda por $110 millones de dólares por el asesinato a manos de pandilleros de la MS-13 de su hija Kayla Cuevas en septiembre de 2016. (Fotos fuente externa).
NUEVA YORK._ La madre dominicana Evelyn Rodríguez, entabló una demanda el lunes por $110 millones de dólares contra el distrito escolar de Brentwood en el condado Suffolk de Long Island, por el brutal asesinato de su hija Kayla Cuevas, a manos de pandilleros de la ganga centroamericana Mara Salva Trucha (MS-13), el 13 de septiembre de 2016.



La adolescente, de 16 años de edad, que estudiante de la estudiante de la escuela secundaria Brentwood, fue asesinada a balazos y tubazos por los pandilleros que dejaron el cadáver tirado en la calle.

Cuevas, estaba acompañada por su mejor amiga y compañera de escuela, la afroamericana Nisa Mickens de 15 años de edad.

La madre alega que las autoridades escolares hicieron caso omiso a las denuncias de su hija, sobre las amenazas que los pandilleros que la mataron, a pesar de las numerosas veces que fueron notificadas.

La policía de Brentwood y el FBI dijeron que fue uno de los asesinatos más brutales perpetrados por los pandilleros de la MS-13, mientras varios de ellos fueron arrestados y acusados por los homicidios de las adolescentes.

Con los asesinatos de ambas mujeres, suman 17 las muertes de estudiantes en Brentwood en conexión con la pandilla, pero sólo 11 de las víctimas han sido identificadas por las autoridades.

Además de Kayla y su amiga, los cadáveres de Miguel García Morán, Oscar Josué Acosta, Dewann A.S. Stacks, José Peña Hernández, Esteban Alvarado Bonilla, Justin Llivicura, Jorge Tigre, Jefferson Villalobos y Michael López Banegas, fueron encontrados en descomposición en bosques de la zona después que los padres denunciaran que estaban desaparecidos por varios días.

El Gobierno de Estados Unidos, ha declarado una guerra frontal contra la MS-13 en Long Island y los federales se han comprometido a barrerla.

Desde entonces, docenas de pandilleros están presos y acusados de múltiples cargos que desde asesinatos, secuestros, armas, narcotráfico, armas, extorsión, violaciones sexuales, atracos y otros.

La señora Rodríguez, alega en la demanda que la dirección de la secundaria ignoró las amenazas que los pandilleros le hacían a su hija en la escuela. 

Meses antes de morir, Kayla había tenido enfrentamientos con varios pandilleros. 

El 13 de septiembre de 2016, ella y su compañera fueron emboscadas y asesinadas.

Una semana antes de su muerte, Kayla y otras amigas tuvieron una pelea con pandilleros en la escuela, dijo la fiscalía federal del Distrito Este en Brooklyn. 

Los pandilleros amenazaron con vengarse de ella.

“La escuela no protegió a mi hija e ignoró las amenazas de los pandilleros”, dijo la madre dominicana.

La demanda por 110 millones de dólares, interpuesta en una corte federal, afirma que los oficiales del distrito se negaron a tomar acción para rectificar el problema de bullying en la escuela.

"La escuela debe hacerse responsable porque no escucharon a mi hija, por ignorar la amenaza. ¿Qué ocurrió?, que la asesinaron", dijo la señora Rodríguez, al anunciar el reclamo legal.

Dijo que no se trata del dinero, sino de que la comunidad tiene que asegurarse de que el distrito escolar, asuma su rol, para que casos como el de su hija, no se repitan en el futuro.

Un portavoz del distrito escolar se negó a comentar, alegando que el Departamento de Educación, no discute públicamente casos en litigio legal.

La madre de Kayla sostiene que su hija estaba bajo ataque y el bullying de los pandilleros, quienes la tomaron como objeto de burla y la provocaron hasta el día en que fue asesinada.

Los fiscales dijeron que los pandilleros asesinaron a las con bates y un machete.

El cuerpo de Kayla apareció el 14 de septiembre, en la víspera de que su amiga cumpliera los 16.

La madre dominicana aspira a que su demanda también empuje a cambiar el manejo del distrito escolar y que se establezcan programas y vigilancia eficaz, para garantizar la seguridad de los estudiantes.

“Hay un video de seguridad en el que aparecen los pandilleros amenazando de muerte a mi hija, pero el distrito escolar, no lo entregó a la policía”, dijo la señora Rodríguez.

En el verano de 2015, Kayla fue agredida y amenazada con un cuchillo por un estudiante pandillero de la MS-13. 

La demanda dic que funcionarios de la escuela le dijeron a Kayla que ese estudiante sería expulsado de la secundaria, asegún publicó el periódico Newsday de Long Island.

El medio reveló el 8 de septiembre de 2016, cinco días antes del asesinato de Kayla y Nisa, que ese estudiante y otros pandilleros, le hicieron una señal a la víctima, llevándose los dedos a la garganta, como muestra de que sería degollada.

"La junta escolar y la administración creen que ellos no tienen un problema de pandillas", dijo la señora Rodríguez.

La semana pasada, cinco presuntos pandilleros de la MS-13 fueron arrestados mientras intentaban secuestrar y asesinar a un joven de 16 años en los linderos de la misma escuela, dijo la policía del condado Suffolk.


El sangriento balance de la MS-13 suma hasta ahora 17 asesinatos desde enero de 2016, dice el Departamento de la Policía de ese condado.