Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

12/15/2017

RD$39 mil millones del presupuesto se gastan en “botellas”


Oxfam afirma que la Presidencia de la Rep├║blica registra a trav├ęs del SASP m├ís empleos p├║blicos que 17 ministerios
El uso pol├ştico de la n├│mina p├║blica ha representado un gasto de RD$39 mil millones del presupuesto del actual a├▒o, que es de unos RD$711 mil 399 millones, de acuerdo con un informe de la organizaci├│n Oxfam.


El Gobierno Central ha malgastado dicha cantidad, que equivale al 1.1% del PIB solo para el a├▒o fiscal 2017, en las llamadas “botellas”, “una forma m├ís de clientelismo en la cual el partido de gobierno da un sueldo o un puesto a quienes le apoyaron en campa├▒a”, advierte el informe “Se buscan recursos para garantizar derechos”.
En el documento se calcula que las “botellas” son el 53% del monto mal gastado por el Gobierno de un an├ílisis de cinco aspectos; el uso pol├ştico de la n├│mina p├║blica (botellas), corrupci├│n, entidades que duplican funciones, consejos y comisiones que no muestran actividad, uso clientelar de instituciones y gasto desmedido en publicidad y propaganda. Adem├ís, Oxfam compar├│ la n├│mina dominicana con los est├índares de Am├ęrica Latina y el Caribe.
El informe revela que al examinar el nivel del empleo p├║blico tomando como referencia la cantidad de habitantes del pa├şs, se registran 58,313.5 empleados p├║blicos por cada mill├│n de habitantes durante el a├▒o 2015, ocupando el lugar seis entre 17 pa├şses de la regi├│n.
Asimismo, Oxfam explica que de aplicarse esta relaci├│n tomando como base la media en estos cinco pa├şses de la regi├│n, ascendente a 45,462 empleos p├║blicos por cada mill├│n de habitantes, la cantidad de personas empleadas p├║blicas resultantes para nuestro pa├şs se estimar├şa en 462,318 pertenecientes al Estado. “Esta cifra implicar├şa recortes por casi 131,000 empleos gubernamentales, acercando la relaci├│n de estos por cada mill├│n de habitantes a la media regional levantada”, se lee en el documento.
En ese sentido, subrayan que los empleos p├║blicos por habitantes dominicanos es casi 21% mayor que la media del total de 17 pa├şses de la regi├│n de un estudio de la Organizaci├│n Mundial del Trabajo (OIT), y 28% mayor en comparaci├│n con las naciones analizadas.
En el informe se indica que, de llevarse la relaci├│n actual de empleos p├║blicos por mill├│n de habitantes de nuestro pa├şs a la media latinoamericana de todos los pa├şses levantados, la cantidad de empleados p├║blicos resultantes para RD ascender├şa a 491,690 empleados en n├│mina, unos 100,000 empleados estatales menos que los registrados al cierre del a├▒o 2015.
Al Oxfam examinar las partidas de remuneraciones y contribuciones para empleados del Gobierno, as├ş como las transferencias corrientes para servicios personales de los gobiernos municipales, de las instituciones p├║blicas descentralizadas y aut├│nomas no financieras, de empresas p├║blicas no financieras y de las instituciones de la seguridad social, la entidad determin├│ que el gasto durante el per├şodo fiscal 2014-2016 fue de RD$174,700 millones, aumentando en casi RD$190,000 millones en el a├▒o actual, lo que se podr├şa traducir en que el coste salarial promedio anual del empleado p├║blico le sale al Estado dominicano por RD$294.6 mil por persona.
Sobre esa base, Oxfam estima que la adecuaci├│n del nivel de la n├│mina p├║blica dominicana a una relaci├│n de empleos p├║blicos por mill├│n de habitantes pr├│xima al est├índar latinoamericano significar├şa “un espacio fiscal potencial ascendente a unos RD$39,000 millones, o lo equivalente al 1.1% del PIB solo para el a├▒o fiscal 2017”.
Magnitud de la situaci├│n 
La entidad evalu├│ las n├│minas de algunas dependencias del Gobierno para este a├▒o para conocer la magnitud del problema.
Cuando examin├│ la cantidad de empleos p├║blicos reportados en el Sistema de Administraci├│n de Servidores P├║blicos (SASP), fue revelado una alta concentraci├│n de la n├│mina p├║blica bajo la gesti├│n directa de la Presidencia de la Rep├║blica, instituci├│n que, seg├║n se├▒ala Oxfam, presenta la tercena n├│mina m├ís elevada de la administraci├│n p├║blica con 13,135 empleados, “despu├ęs del Ministerio de Educaci├│n que registra alrededor de 185 mil empleados y Salud P├║blica que tiene 66 mil”.
El informe fustiga que la Presidencia registre a trav├ęs del SASP m├ís empleos p├║blicos que 17 ministerios, o, lo que es m├ís, que supere los empleos combinados de nueve ministerios a la vez tales como el de Cultura con 2,198; el de Turismo con 1,789; el de Trabajo con 1,358; el de Econom├şa, Planificaci├│n y Desarrollo con 1,356; el de Educaci├│n Superior, Ciencia y Tecnolog├şa con 933; el de la Mujer con 480; el de la Juventud con 441, y el de Administraci├│n P├║blica con 426.
Advierte además que solo de agosto del pasado 2016 a julio del 2017, instituciones como el Ministerio de la Presidencia registraron incrementos de hasta un 62% en su nómina, lo que igualmente revela que a este sexto mes del actual año la nómina de este ministerio, de unos 4,642, es cuatro veces mayor a la encontrada en agosto del año 2012, de 1,061, tanto en la sede central como en el resto de las dependencias de la institución, añade Oxfam.
Denuncian debilidad en leyes ante situaci├│n
Oxfam lamenta los escasos avances registrados en la ejecuci├│n de reglamentaciones relacionadas a la estructura de cargos y escalas salariales en el Estado. Dicen, por ejemplo, que “la propia Ley 423-06 Org├ínica de Presupuesto del Sector P├║blico se├▒ala, en los p├írrafos II y III de su art├şculo 35, que tanto el Proyecto de Presupuesto del Gobierno como el de las instituciones descentralizadas y aut├│nomas no financieras y de la seguridad social deben incluir organigrama, estructura y cantidad de cargos en cada cap├ştulo”. Sin embargo, asegura Oxfam, durante 11 a├▒os seguidos ha sido violentada la formulaci├│n y aprobaci├│n del presupuesto general del Estado, y que solo en el 2012 el Poder Ejecutivo pidi├│ una dispensa al Congreso Nacional para cumplir en seis meses con esta disposici├│n, y que desde ese entonces ya han pasado cinco a├▒os sin que a├║n se haya cumplido con ese mandato legal.