En Vivo

Hacer Pagos/ Pay Here

2/21/2018

10 cosas que las mujeres hacen sin darse cuenta y los hombres odian


Ser mujer no es tarea fácil, eso todas lo sabemos; sin embargo existen actitudes y malos hábitos de pensamiento con los que las mujeres tropezamos frecuentemente, muchas veces impuestos de tal manera que pensamos que son correctos o “normales.


La felicidad no llega de afuera, sale de adentro; y si hablamos de la hora de tener pareja ni se diga, lo más importante es lo que hay en nuestro corazón y “pensar con la cabeza”, en lugar de dejarnos llevar por el “qué dirán” o “lo que dicen las amigas”. Seguir estos estereotipos sólo garantiza una cosa: soledad, y en el mal sentido. ¿Quieres tener una pareja estable, sentirte feliz, satisfecha y realizada? ¿Seguir creciendo y alcanzar todas las metas con las que has soñado? Entonces esto es lo que debes dejar de hacer, nadie te soportará si no cambias.


10.- Buscar la aprobación de otros
No podemos negarlo: en las redes sociales, en el salón de clases, en la oficina o en la vida diaria, las mujeres solemos preocuparnos mucho por las impresiones que daremos a quienes nos rodean, lo que pensarán de nosotras. Sin embargo no existe nada más tonto de qué preocuparse. La mayoría de las chicas se ven en la misma situación, nadie tiene seguridad en sí misma, nadie disfruta la vida, nadie se permite equivocarse.

El primer paso para la felicidad definitivamente es dejar de preocuparse por lo que piensan las personas que no importan; sólo escucha a quienes sí lo valen y, sobre todo, a tu voz interior. Si te dejas llevar por la corriente demostrarás al chico de tus sueños que no tienes nada de especial, y que tu dicha depende de otros.

9.- Quejas constantes
Es cierto, algunas veces la vida vuelve muy difíciles las cosas, pero recuerda que la energía negativa atrae más energía negativa. ¿A poco nunca has estado cerca de una persona que siempre se queja de todo? ¡Te contagian esa inconformidad! Quejarse es no hacer nada al respecto. Si no te gusta tu trabajo, ¡cámbialo!; si no te gusta tu cuerpo, ¡cámbialo! Deja de quejarte porque el mundo no se dedica a hacerte feliz, el mundo está esperando a que despiertes y tomes lo que es tuyo. Para un hombre nada es más atractivo que una mujer que muestra inteligencia y enfrenta los problemas con éxito.

8.- Miedo a la soledad
Aceptémoslo: la gran mayoría de las chicas no saben estar solas, no pueden calmar su mente, necesitan atención o, más bien, en otras palabras: distracción. La soledad puede ser muy útil, pues únicamente en soledad aprendemos a conocernos y a identificar qué rumbo queremos dar a nuestra vida. ¿Estás de acuerdo? Si no sabes estar sola, buscarás que tu pareja llene esos vacíos emocionales y ese no es su trabajo. Lo abrumarás, lo cansarás y te dejará.

7.- Pocos intereses
¿Cuántas chicas conoces, honestamente, que aguanten estar sin novio más de un año? Muchas no pueden estar solas, por lo que siempre están en una relación o empezando una, es la mejor manera de tener toda la atención y la distracción; las verdaderas mujeres, las mujeres más completas y felices, saben que no necesitan un hombre, no buscan amor porque saben que aparecerá en el momento menos esperado. Aprovecha para cultivar tus pasiones, leer, ir de viaje, ver películas, lo que sea, nutre tu mente y lo demás se dará solo.

6.- Hablar mal de otros
Recuerda que “las personas inferiores tienden a hablar de otras personas y a criticar; las personas grandes hablan de ideas, y las personas únicas hablan de proyectos”. Hablando de otros te distraerás de tu verdadero objetivo: convertir tu vida en lo que quieres que sea. ¿O prefieres que se note lo que te falta? Es lo único que lograrás al hablar mal de otros, es como decir al chico de tus sueños que no se acerque a ti porque sólo hay veneno en tu corazón.

Deja de hablar de los demás y de criticar la vida de todos, déjalos que hagan con su vida un papalote si así lo quieren. Tú concéntrate en lo tuyo y en aquellos que amas, notarás cómo tu vida mejora al instante.

5.- Hipocresía
Es momento de lavar los trapos sucios. Tenemos que aceptar que muchas manejamos la hipocresía. ¿Cuántas veces has peleado con tus “amigas” por hablar de más u opinar de lo que no debías? Deja de ser una persona conflictiva, de las que se creen con el derecho de decir lo que piensan de todos; deja de provocar chismes y conflictos entre otros y de disfrutar al ver sufrir a los demás. Todos estos factores provocan que tu vida sea desdichada. Recuerda: “la mala vibra atrae más mala vibra”, y nadie va a querer estar con alguien así.

4.- Entregarse por capricho
Deja de tragarte el cuento y las mentiras de ese “chico popular” que te gusta y te encanta. Muchas veces tendemos a enamorarnos por ego, nos interesa más que nos vean con un chico que el chico en particular, ¿me explico? Si vas a salir con alguien, asegúrate de que te trate bien. No vale la pena estar con alguien que no te inspira, sólo para que los demás te admiren. Mereces lo mejor, así que apunta eso.

3.- Vivir en el pasado
Vivir en el pasado es lo peor que puedes hacer. Deja de lamentarte por las decisiones estúpidas que tomaste en el pasado y en cambio, empieza a pensar más en las futuras. Recuerda que todo te deja una lección, lo bueno y lo malo; lo que cuenta es ser consciente de ella para no repetir errores.

Clavarse en el pasado es un error muy común, no sólo en las mujeres. Aprovecha todo lo bueno que tienes para que te conviertas en la mejor versión de ti. Mereces ser feliz, deja de pretender y empieza a ser.

2.- Poca seguridad en ti misma
Sé que hablamos de no depender de otros, pero este punto va más enfocado a ver amenazas donde no las hay; en otras palabras, los celos que te hacen protagonizar escenitas dramáticas. Si tu chico no te ha dado motivos para desconfiar, ¿por qué vigilas cada uno de sus movimientos? ¡Lo asfixias! Recuerda que por algo te eligió; está contigo, no con otras, así que sé feliz y disfruta lo que tienes, deja de ver a las otras como una competencia, tú tienes lo tuyo y eso te hace muy especial.

1.- No expresar lo que quieren
Suponer... ¡Nada hay peor que eso! Muchas mujeres truenan porque esperan que los hombres adivinen lo que piensan, y ¡eso no va a pasar! Por favor, si te sientes enojada, dilo; si quieres que tu chico haga algo en especial, dilo. No esperes que las cosas pasen solas, debes provocarlas. Pocas cosas molestan a un chico como preguntar a su novia qué tiene y que ella conteste “nada”. No ocultes las cosas, sé honesta y todo será más fácil.

¿Agregarías algún punto a esta lista? ¡Platícanos tu experiencia con estas situaciones!