En Vivo

Relambi-Chat

5/04/2018

Extraen un tumor de ovario de 60 kilos de una mujer de Connecticut, EE.UU.


Un tumor de 60 kilos le fue extraído a una mujer de 38 años de Connecticut, EE.UU., este año, según informaron dos médicos relacionados con el caso.


La paciente, quien prefiere mantenerse en el anonimato, reportó que el tumor empezó a crecer a un rimo de 4,5 kilos cada semana en noviembre. Un equipo médico compuesto por 12 cirujanos lo extrajo en una operación de cinco horas el 14 de febrero en el Hospital Danbury de Connecticut, según dijo el doctor Vaagn Andikyan, un oncólogo ginecólogo de Western Connecticut Health Network y cirujano principal del caso.

"Durante la cirugía, eliminamos el gigantesco tumor que se originó en su ovario izquierdo. Le sacamos el ovario izquierdo, la trompa de Falopio de la izquierda y el tejido peritoneo afectado que estaba adherido al ovario", señaló Andikyan.
El tumor se originó en las células epiteliales junto al ovario y fue "minucioso", lo que significa que estaba lleno de una sustancia parecida a la gelatina producida por las células tumorales, según Andikyan.
"Los tumores de ovario minuciosos tienden a ser grandes", comentó. "Pero tumores tan grandes como este son extremadamente raros en la literatura científica. Podría estar en el top 10 de los 20 mayores tumores retirados en todo el mundo".

Pese a que el tumor era técnicamente benigno, o no canceroso, y no se había extendido fuera del ovario, estaba presionando los vasos sanguíneos y representaba un riesgo para la vida de la paciente, según el doctor Linus Chuang, presidente de obstetricia y ginecología de Western Connecticut Health Network, quien también estuvo involucrado en el caso.

"Hubo muchos problemas relacionados con este gran tumor en el abdomen. No podía comer, no podía caminar, y existen problemas relacionados con posibles complicaciones con esta gran masa que comprime el sistema venoso", dijo Chuang. "Ella tenía un riesgo muy alto de desarrollar coágulos de sangre debido a la compresión del flujo sanguíneo".

Los tumores en los ovarios

Los tumores ováricos mucinosos representan aproximadamente el 15% de todos los tumores ováricos y son conocidos por ser uno de los tipos más grandes de tumores conocidos. Aproximadamente el 80% son benignos, según un estudio de 2013.

Uno de los tumores más grandes jamás extraídos de un ser humano fue un tumor ovárico de 137 kilos extraído en el Hospital Stanford en 1991, según un informe de 1994.

En el nuevo caso reportado, los médicos eliminaron el tumor de 60 kilos así como casi 3 kilos de tejido de la pared abdominal y exceso de piel que había sido estirada por el tumor. Los médicos también tuvieron que reconstruir el abdomen del paciente, que se había desfigurado debido a la masa, según Chuang.
"El abdomen estaba tan desplazado que había muchos problemas con la pared abdominal", dijo. "Así que el doctor Andikyan tuvo que consultar a un cirujano plástico para realizar una cirugía reconstructiva después".

Cuando la paciente se encontró por primera vez con los médicos en el Hospital Danbury, estaba gravemente desnutrida y no podía caminar debido a la hinchazón de la pierna y al peso del tumor. Ella necesitaba usar una silla de ruedas para moverse, según Andikyan.

"Cuando entré por primera vez en la sala de examen, encontré a esta paciente desnutrida de 38 años con un peso de 158 kilos y un tumor extenso que tenía unos 100 centímetros de ancho. Vi miedo en los ojos de la paciente. Estaba desesperada, porque ella había visto a muchos otros médicos, y no pudieron ayudarla", dijo Andikyan.

"Tenía las piernas tan hinchadas que no podía caminar. He visto hinchazones en las piernas, pero nunca he visto hinchazón en las piernas de esta magnitud", agregó.

Durante el procedimiento, un anestesiólogo y un cardiólogo también trabajaron para mantener la presión sanguínea del paciente, particularmente cuando el tumor se despegó de los principales vasos sanguíneos de la mujer.
"Tan pronto como comenzamos a extirpar el tumor, la presión sanguínea del paciente comenzó a disminuir. Así que la cardiología y el equipo de anestesia pudieron ajustar el tratamiento intraoperatorio para ayudar a su corazón y pulmones a continuar la cirugía", dijo Andikyan.

Los médicos pudieron salvar el útero y el ovario derecho del paciente, lo que significa que aún puede tener hijos si así lo desea, según Andikyan.
"Lo bueno de esta historia es que pudimos salvar sus órganos reproductivos", dijo. "Ahora ella no está interesada en tener más hijos, pero quería tener la oportunidad, y fuimos muy cuidadosos para evitar dañar los órganos reproductores subyacentes".

Ahora, casi tres meses después de la cirugía, la paciente se está recuperando bien y ha vuelto a trabajar como profesora.
"Queríamos que la gente lo supiera, pero queríamos esperar hasta que a la paciente realmente le iba bien en el período postoperatorio. Han pasado tres meses y realmente está muy bien", dijo Chuang.
"Afortunadamente, no requirió ningún tratamiento adicional. Ha vuelto a una vida normal, ha vuelto al trabajo, y cuando la vi en mi oficina, vi sonrisas, esperanza y a una mujer feliz que está de vuelta en su vida normal y su familia", agregó Andikyan.

Los doctores también desean alentar a las mujeres a ver a sus médicos si tienen algún síntoma de masa ovárica. Esos pueden incluir dolor abdominal o pélvico, hinchazón, sentir la necesidad de orinar con frecuencia y cambios menstruales no relacionados con la menopausia, de acuerdo con la Coalición Nacional de Cáncer de Ovario.

"Si hay algún síntoma sobre la plenitud del estómago o malestar o indigestión, es muy importante llamar la atención de su médico o proveedor de atención médica", dijo Chuang.

Aunque los tumores y cánceres de ovario no son el tipo de cáncer más común en las mujeres, Chuang tenía esta advertencia: "Es un cáncer muy mortal si no se diagnostica en la etapa inicial".