Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

6/06/2018

Vierten aguas negras en playas Boca Chica


ANDRES, BOCA CHICA. Las aguas negras arrojadas a la playa de Boca Chica por propietarios de hoteles, restaurantes, amas de casa, particulares y negocios informales, así como la acumulación de desperdicios, son los principales focos de contaminación del importante polo turístico ubicado a 30 kilómetros de Santo Domingo.


Comerciantes y munícipes preocupados por la situación, pidieron la urgente intervención de los ministerios de Medio Ambiente y Turismo a fin de que frenen las acciones de los dueños de negocios de arrojar aguas negras en la playa, provocando contaminación y daños a la salud de quienes acuden al lugar.
“Ahora que el gobierno ha iniciado un importante proyecto de rescate y saneamiento total del polo turístico de Boca Chica, se impone que tanto las autoridades municipales como gubernamentales, tomen medidas en contra de los dueños de negocios que vierten aguas negras y desperdicios en la playa y áreas aledañas”, expresaron los señores Francisco Castro y Rafael de la Cruz, quienes se identificaron como dirigentes comuntarios y defensores del medio ambiente.
Dijeron que además las calles Duarte, San Rafael y San Andrés, no escapan al cúmulo de basuras y de aguas estancadas, afectando de forma considerable el turismo, por lo que llamaron la intervención del alcalde Radhámes Castro. Dijeron que cuando llueve la situación de torna insoportable.
Castro y De la Cruz alegaron que debido a la cercanía con Santo Domingo, la Playa de Boca Chica es la más concurrida por familias residentes en distintos lugares, tanto del Distrito Nacional como de la zona oriental por lo que entienden que la playa debe estar libre de contaminación.
“Boca Chica cuenta con un rompeolas natural, con un manantial de agua dulce procedente del río Brujuelas, por lo que consideramos penoso y lamentable que dueños de negocios sean quienes estén provocando contaminación de la playa”, expresaron los quejosos en declaraciones a periodistas de este medio.
Castro y De la Cruz abrigaron la esperanza de que con el proyecto iniciado por la Presidencia de la República para el rescate y saneamiento total de la playa de Boca Chica, el lugar recobre su valor y vuelva a ser considerado como el Polo Turístico numero uno de República Dominicana.
Los trabajos de saneamiento de Boca Chica serán ejecutados por un consocio de empresas españolas y dominicanas y estarán bajo la supervisión de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Boca Chica (Coraabo), bajo la dirección del ingeniero Fermín Brito Rincón.