En Vivo

Relambi-Chat

9/04/2018




El nombre de un famoso cirujano plástico está en boca de todos en Alemania luego de que se conocieran detalles escabrosos sobre cómo murió una de sus pacientes, con quien tuvo sexo salvaje consentido. Se trata de Andreas Niederbichler (42 años) quien es investigado por los fiscales de Halberstadt por sospechar que una peligrosa práctica amatoria fue lo que derivó en el deceso de la mujer.

Play


Durante el encuentro sexual que ambos mantuvieron, Niederbichler colocó cocaína en su pene -al parecer- sin que la víctima, identificada como Yvonne M. (38 años), supiera al respecto. La mujer comenzó a practicarle sexo oral. Al cabo de unos minutos, la paciente colapsó.


El hecho ocurrió el 20 de febrero, pero la prensa alemana ha hecho espacio en sus titulares ahora cuando los detalles de la historia salieron a la luz y el padre de la víctima pidiera una sentencia ejemplar de por vida para el médico cirujano.

Andreas Niederbichler está internado en una clínica de rehabilitación


Tras desplomarse en el apartamento de Niederbichler, Yvonne -tal el nombre con el que se la identificó en Alemania– fue trasladada de urgencia al hospital más cercano, donde murió por sobredosis.


Juergen, el padre de la víctima, que trabajaba como peluquera, reveló que su hija era paciente del hombre que la condujo a una inesperada muerte. "Él prometió curar a nuestra hija… ahora está muerta. Ella era muy linda y era su paciente". Al enterarse de su muerte, el hombre, de 64 años, sufrió dos ataques cardíacos a los que sobrevivió.

Los medios alemanes decidieron preservar la identidad de la víctima a la que llaman Yvonne M. por pedido de la familia y de la Justicia


Niederbichler conducía la Clínica Ameos de Plástica, Estética y Cirugía de Manos de Halberstadt desde 2016, donde conoció a la víctima. Tenía una gran reputación. Pero además de la acusación sobre Yvonne, otras dos mujeres aseguraron que fueron sorprendidas al tener que practicarle sexo oral con cocaína en su pene.




Hal Roggenbuck, jefe de los fiscales, indicó: "Las víctimas que han sido escuchadas hasta ahora han indicado que han estado enfermas tras los encuentros. Todas mostraron reacciones debido al uso de narcóticos".


El médico se encuentra en custodia en un centro de rehabilitación por su adicción a la cocaína. Todavía no hay fecha para su juicio.