Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

9/22/2018

Naomi Jacobs, la mujer que se acost√≥ con 32 a√Īos de edad y se despert√≥ con 15

De la noche a la ma√Īana, Naomi Jacobs olvid√≥ qui√©n era ella y tuvo que empezar a buscar pistas sobre s√≠ misma. 


Ocurri√≥ un jueves de abril en la ciudad brit√°nica de Manchester, en una peque√Īa casa de ladrillos marrones, al momento de despertarse.
"Los primeros segundos pens√© que todav√≠a estaba so√Īando. Bueno, era m√°s bien una pesadilla. No pod√≠a reconocer la habitaci√≥n en la que me hab√≠a despertado", cuenta. 
"Me acuerdo que lo primero que vi fueron las cortinas y no las reconoc√≠ y luego todo en el cuarto... el armario, la cama en la que estaba acostada... mir√© mi cuerpo y ten√≠a una pijama puesta que nunca hab√≠a visto. Todo era ajeno". 
"Salt√© de la cama y me vi en el espejo. Mi cara hab√≠a cambiado. Me ve√≠a p√°lida y supe que hab√≠a envejecido. Cuando habl√© en voz alta por primera vez, mi voz sonaba muy diferente".
Pero, ¿diferente a qu√©?
"Yo pensaba que ten√≠a 15 a√Īos. Todos mis sentidos, todas mis emociones eran las de una chica de 15 a√Īos de edad. Y cre√≠a que era 1992".

Naomi Jacobs adolescenteDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionDespert√≥ siendo √©sta: la Naomi de 15 a√Īos, una Naomi adolescente que no hab√≠a vivido los a√Īos que hab√≠an pasado entre 1992 y 2003.

Pero no era 1992 y Naomi no ten√≠a 15 a√Īos. El a√Īo era 2008 y ella ten√≠a 32 a√Īos de edad. 
Hab√≠a perdido toda la memoria de la √ļltima d√©cada y media de su vida. 

Regreso al futuro

Naomi tuvo que enfrentar el siglo XXI como la quincea√Īera que hab√≠a sido, poni√©ndose al d√≠a con la vida moderna, tecnolog√≠a, cultura y noticias. 
Para ella, las redes sociales no exist√≠an, tampoco internet, iPods, iPads... en fin.
Y no s√≥lo eso. 

Redes socialesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionPara Naomi, fue como viajar a futuro.

En su realidad, en Sudáfrica el sistema político y social apartheid seguía en píe y Nelson Mandela no había terminado de recorrer su largo camino hacia la libertad.
En Irak, Saddam Hussein estaba en el poder, mientras que en Inglaterra, la princesa Diana continuaba acumulando admiradores.
Y en Estados Unidos, la idea de que un hombre de piel oscura pudiera siquiera aspirar a llegar a la Casa Blanca segu√≠a siendo un sue√Īo para unos, una pesadilla para otros. 
"¡Guau! Eso fue incre√≠ble. Sencillamente no lo pod√≠a asimilar. Realmente nunca pens√© que ver√≠a algo as√≠ en mi vida. Pens√© que era una broma al principio...'¿Qui√©n es este Obama? ¿Es en serio?'", recuerda Naomi. 

Un ni√Īo llamado Leo

Pero lo m√°s desafiante fue ajustarse al hecho de que era madre de un ni√Īo de 10 a√Īos llamado Leo.
"Durante las primeras 24 horas, en realidad no pod√≠a comprender el hecho de que ten√≠a un hijo, aunque me dijeron que s√≠, y lo vi y me maravill√≥. Estaba anonadada viendo esa versi√≥n en miniatura de m√≠ saliendo de un sal√≥n de clase, con una enorme sonrisa, y lo √ļnico que pude hacer fue quedarme mir√°ndolo", cuenta. 

Barack ObamaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionNaomi no pod√≠a creer que un hombre como Barack Obama pudiera siquiera aspirar a ser el candidato del Partido Dem√≥crata a la presidencia de Estados Unidos... ¡y menos que dijeran que ten√≠a chance de ganar!

Naomi no le cont√≥ a Leo lo que estaba pasando pues no lo quer√≠a asustar, as√≠ que hizo lo mejor que pudo para actuar como pensaba que una mujer de 32 a√Īos se comportar√≠a... aunque al final le tuvo que preguntar a qu√© hora se iba a dormir normalmente. 
"Me mir√≥ extra√Īado y pretend√≠ que era un chiste", recuerda entre risas.
Pero Leo fue una de las pocas sorpresas agradables.

"No quería estar en esa vida"

Cuando ten√≠a 15 a√Īos, Naomi hab√≠a querido ser periodista o escritora; quer√≠a viajar por todo el mundo y vivir en una casa grande.
En vez de eso, descubri√≥ que era una madre soltera, que depend√≠a del Estado para pagar sus gastos y tener vivienda, que estaba desempleada y estudiando psicolog√≠a, una asignatura que a la Naomi adolescente no le interesaba en absoluto.

Logo de Google en 2008 y signos de interrogaciónDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption"Leo me introdujo a Google, a Yahoo y a internet. Tenía que fingir que yo sabía de eso así que le dije: 'Muéstrame cuánto sabes'. Vi que escribía cualquier palabra y aparecían toneladas de información, y empecé a hacerlo para descubrir qué estaba pasando en el mundo".

"Era muy crítica con mi yo adulta, no entendía cómo había terminado así. Era en parte devastador y en parte confuso. No quería estar en esa situación. No quería estar en esa casa. No quería estar en esa vida", dice.
Entre m√°s descubr√≠a de su vida, menos le gustaba. 
Empez√≥ a considerar a su yo adulto como si fuera casi otra persona. La adolescente vs. la adulta.
"Durante el per√≠odo que sufr√≠ de amnesia, la yo adolescente estaba a cargo. La adulta era una extra√Īa que hab√≠a construido una vida que me era muy ajena", explica Naomi.
Sin embargo, se dio cuenta de que para poder sobrevivir el presente, necesitaba enmendar su pasado

Debajo de su cama

Había ido a un doctor que no sólo no le ayudó sino que ni siquiera le creyó, así que tuvo que encontrar cómo mejorar sola.
"Decid√≠ que iba a descubrir c√≥mo recuperar mis recuerdos. Y lo primero que ten√≠a que averiguar era qu√© hab√≠a llevado a que esto sucediera; c√≥mo hab√≠a terminado en esta situaci√≥n", cuenta. 

Debajo de la camaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSu memoria estaba debajo de la cama.

Su hermana Simone y su mejor amiga Katie quienes le ayudaron desde el principio le contaron que ella hab√≠a sido una √°vida escritora de diarios desde que era una adolescente... y esos diarios deb√≠an estar en alg√ļn lugar de la casa.
Tras una fren√©tica b√ļsqueda encontraron, debajo de la cama, una caja de cart√≥n repleta de diarios, de respuestas a sus preguntas y de memorias de esos 16 a√Īos que se le hab√≠an extraviado.

divisor diario

Febrero de 2006: no me acuerdo qué fecha es, creo que 5 o 6, pero a quién le importa
Estoy cansada, harta, drogada y miserable. Quiero llorar por todo y nada, pero sobre todo por el hecho de que estoy atascada.
Ya me cans√© de esta vida. Estoy comiendo como si se hubiera a acabar la comida; incluso drogarme me est√° exasperando solo porque no s√© si lo estoy o no. 
Estoy atrasad√≠sima con mi trabajo de la Uni y, para colmo, ¡me diagnosticaron un trastorno bipolar! ¿Ser√° resultado del amor de mi madre?

divisor diario cierre

Hab√≠a mucho que desglosar en esos diarios. 
Descubri√≥ que hab√≠a tenido algunos problemas de adicci√≥n.
"Fumaba mucha hierba y luego, antes de la amnesia, tuve una crisis. Estaba metiendo mucha cocaína. Así que sí, definitivamente tenía problemas de adicción", recuerda.
"Fue mortificante. Nunca imaginé como adolescente que esa sería mi vida. Estaba devastada. No podía creer que así era como había elegido lidiar con la realidad".

Marihuana y cocaínaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionA la Noami adolescente la desilusionó que su yo mayor hubiera recurrido a la marihuana y la cocaína para escaparse de la realidad.

Adem√°s, se enter√≥ que en un momento hab√≠a estado sin techo. 
"Tuve un negocio exitoso y mi propia casa y luego, debido a ciertos problemas, termin√© en un camino muy autodestructivo. Perd√≠ el negocio. Perd√≠ la casa. Tuve un problema de coca√≠na. Me mud√© a Grecia por un tiempo. Eso no funcion√≥", cuenta. 
"Cuando volví estaba sin hogar y en bancarrota, y había sido diagnosticada en ese momento con trastorno bipolar. Así que sí, fue una época devastadora".
Pero hab√≠a algo m√°s en los diarios. Algo que hizo que la Noami adolescente y cr√≠tica dejara de ser tan dura consigo misma.

"Una herida profundamente arraigada"

"El momento que cambi√≥ todo fue cuando descubr√≠ en los diarios que hab√≠a sido abusada sexualmente cuando era ni√Īa. Y que hab√≠a enterrado esa memoria desde la edad de 6 a√Īos hasta que cumpl√≠ los 25 a√Īos. 
"Cuando llegué a los diarios en los que Naomi había escrito eso, fue cuando empecé a entender realmente bien que había una herida profundamente arraigada".

Mu√Īeca vestida de rosadoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEntendió por qué nunca le había gustado vestirse de rosado.

Es dif√≠cil imaginar c√≥mo fue, para la adolescente de 15 a√Īos que era en su mente en ese momento, leer sobre ese amargo episodio en su propio diario de cuando ten√≠a 25 a√Īos de edad.
"No creo que haya palabras. Ya he usado palabras como devastador, mortificante, horripilante. Simplemente no hay formas de describir una mente adolescente leyendo a una adulta escribiendo sobre el abuso cuando era ni√Īa", explica Naomi. 
"Creo que al principio me qued√© paralizada y luego, completamente aniquilada por el impacto". 
Para ese entonces, Naomi adolescente le había empezado a escribir a Naomi adulta. Tras enterarse de lo que había ocurrido, le dijo:

divisor diario

16 de septiembre de 2005
Ahora entiendo por qu√© nunca me ha gustado usar rosa. Llevaba un vestido rosa cuando ocurri√≥ el asalto sexual. Asocio rosa con vulnerabilidad. 
El flashback fue horrible -fue como volver a experimentarlo todo-, pero si no lo hubiera tenido, no lo entender√≠a ahora. 

divisor diario cierre

Fue entonces que empez√≥ a sentir m√°s compasi√≥n por su versi√≥n adulta. 

¿Por qu√© se convirti√≥ en adolescente? 

Sin embargo, a√ļn quedaban muchas preguntas sin respuesta. ¿Por qu√© no recordaba su vida entre 1992 y 2008? ¿Qu√© hab√≠a pasado cuando ten√≠a 15 a√Īos? ¿Por qu√© precisamente esa edad?
"Hubo mucho estrés. Mi unidad familiar se había derrumbado. Mi padrastro se había ido. Mi relación con mi madre se fracturó", resume Naomí.
Seg√ļn los diarios, alrededor de ese momento, Naomi y su madre, quien era alcoh√≥lica, tuvieron una discusi√≥n terrible.
"Una pelea bastante agresiva en la que ella termin√≥ bebiendo y yo, tratando de suicidarme", recuerda. 

Reloj al revésDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl desbarajuste del tiempo en su mente le dio las respuestas.

"Cuando le√≠ eso en los diarios fue cuando me di cuenta de que todo comenz√≥ conmigo. Fui yo quien realmente me hab√≠a dado por vencida. Las decisiones que tom√© a los 15 a√Īos enrumbaron mi vida por el curso que tom√≥ Naomi adulta", dice.
Por primera vez desde que había perdido sus recuerdos, Naomi pudo enfrentar todo lo que le había sucedido.

Nadie te quita lo bailado

Ella dice que los diarios la pon√≠an triste pero tambi√©n la maravillaba el hecho de que la Naomi adulta hubiera podido sobrevivir todo lo que le hab√≠a sucedido. 
Luego, muy lentamente, las cosas comenzaron a cambiar. Un d√≠a, escuch√≥ una canci√≥n... 
"...y tuve este flashback en el que estaba con un vestido de maternidad de mezclilla bailando en un club. Le conté el recuerdo a mi hermana y ella confirmó que efectivamente habíamos estado ahí", recuerda.

Gente bailando en una discotecaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSu primer recuerdo fue alegre.

"¡¿Qu√© estaba haciendo en un club con tres meses de embarazo?!" 
"El caso es que estaba euf√≥rica pues me hab√≠a acordado de algo. Y as√≠ fue sucediendo despu√©s de eso. Peque√Īas cosas. Un sabor, un sonido, una canci√≥n, un aroma", cuenta. 
Y una ma√Īana de verano, unos tres meses despu√©s de perder sus recuerdos, en una casa de ladrillos marrones de Manchester, Naomi se estaba despertando y se sinti√≥ distinta.
"Igual que cuando fui una adolescente que se despert√≥ en el futuro. Sent√≠a como que estaba en un sue√Īo".
Pero esta vez, fue un buen sue√Īo. 
Sus recuerdos retornaron y ella sinti√≥ y supo que ten√≠a 32 a√Īos y que el a√Īo era 2008.

2008 en nubesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl desvanecido a√Īo reapareci√≥.

La Naomi adulta hab√≠a regresado, con una nueva perspectiva tras haber podido ver su vida a trav√©s de los ojos de su yo de 15 a√Īos. 
Y eso "cambió todo, todo".
Uno de los cambios m√°s grandes fue que se reconcili√≥ con su madre, quien ahora es "una de mis amigas m√°s cercanas". 

¿Qu√© le hab√≠a pasado?

Pasaron otros 3 a√Īos antes de que Naomi consiguiera que la diagnosticaran. 
"Conoc√≠ a un psiquiatra incre√≠ble y le cont√© todo lo que hab√≠a sucedido. Bueno, casi toda la historia de mi vida. Se fue e investig√≥ mucho y habl√≥ con sus colegas, y todos coincidieron en que ten√≠a algo llamado amnesia disociativa".
Ese es un tipo muy raro de amnesia. No es fisiol√≥gica -Noem√≠ no perdi√≥ la memoria por un golpe en la cabeza- sino psicol√≥gica, provocada por estr√©s severo.
Recibir un diagn√≥stico la hizo sentir "un alivio profundo". 
"Estall√© en llanto", cuenta. 

divisor diario

4 de julio de 2013
Querida Naomi adolescente, 
S√© que no te he escrito en casi 4 a√Īos, pero quer√≠a escribir ahora para decirte que lo entiendo, entiendo todo.
La vida ha cambiado para mejor... ¡Imag√≠nate! Por primera vez en mi vida invit√© a mam√° y pap√° a mi casa y el d√≠a de Navidad, con Leo, cenamos juntos. 
¿Qu√© m√°s? Leo tiene un trabajo. Cada vez que dudo de m√≠ misma, solo necesito ver cu√°n maravilloso es s√© que hice algo bien. Tengo un hijo de m√°s de 1,80 de alturaamante del monopat√≠n y de las comedias, bromista, art√≠stico, que dice: 'Cuando se trata de qui√©n soy, mam√°, estoy feliz siendo yo'.
Hoy le√≠ que cuando los japoneses rompen un objeto precioso no lo tiran; lo vuelven a armar, llenan las grietas con oro y lo ven como m√°s hermoso de lo que originalmente era.
Ahora entiendo lo que intentabas decirme cuando despertaste en mi futuro.
Que yo soy el oro.
Gracias.
Te quiere siempre,
Naomi adulta

divisor diario cierre

Naomi escribi√≥ un libro sobre su amnesia titulado Forgotten Girl ("La chica olvidada"). 
Su yo adolescente debe estar muy contenta.

línea