Cabina y Whatsap 1(347)220-3548

11/22/2018

EEUU vivirá uno de los Días de Acción de Gracias más gélidos de su historia




Estados Unidos vivirá este jueves uno de los Días de Acción de Gracias más fríos de su historia, con temperaturas  de 27 grados Farenheit (-2,7 grados Celsius).



En Nueva York el récord negativo para la festividad es de 22 grados F (-5.5 Celsius) y data de 1871, en Boston es de 24 (-4,4) en 1901 y en Filadelfia de 30 (-1,1) en 1996.

En estas tres ciudades se esperan temperaturas mínimas de entre 15 F (-9,4) y 21 (-6,1) grados, mientras que en otras ciudades de Nueva Inglaterra como Burlington o Portland los termómetros pueden marcar los 7 grados F (-13) entre Acción de Gracias y el Viernes Negro.

El pronóstico máximo del jueves en Nueva York sería el más frío desde el 28 de noviembre de 1901, cuando la temperatura alta era de 26 grados Farenheit (-3,3 Celsius).

Para empeorar las cosas, habrá vientos del noroeste con velocidades de 12 a 25 mph, con ráfagas de hasta 30 mph, lo que podría impactar el tradicional desfile del Día de Acción de Gracias de Macy's y sus gigantescos globos.

Cuando las velocidades del viento sostenidas exceden las 23 mph y las ráfagas superan las 34 mph, los globos gigantes no pueden ser operados debido a las regulaciones de la ciudad.

Si bien será un Día de Acción de Gracias extremadamente frío en el noreste, las temperaturas ascenderán y se espera principalmente nieve desde el norte de Minnesota hasta el norte de Wisconsin y el norte de Michigan. Una combinación de lluvia, nieve y lluvia helada es posible en partes del noreste interior, especialmente en el norte de Nueva Inglaterra, según The Weather Channel.

También se esperan lluvias y algunos rumores de truenos en el sur a medida que se desarrolla un área de baja presión cerca de la costa sureste.


El servicio climatológico advirtió que la combinación del debilitado hacia el norte y el que se desarrolla en la costa este mantendrá la posibilidad de precipitaciones en el noreste hasta el domingo. El clima húmedo puede provocar retrasos en carreteras y aeropuertos.